domingo, 15 de enero de 2017

En silencio, Monsanto reacomodó rápido sus fichas en la Argentina

Aunque cerró 2016 sin alzarse con la buscada nueva Ley de Semillas, consiguió desplegar en Rojas toda la estructura de su proyecto trunco en la provincia de Córdoba. Apunta a dominar el negocio del maíz. Volvió a liderar la venta de glifosato y lo celebró en su planta emblema de Zárate.

Acostumbrada a imponer sus reglas en donde pone pie, Monsanto culminó 2016 con varios sinsabores más allá de haber punteado nuevamente la comercialización de agroquímicos como el glifosato en la Argentina.
 
Así, la multinacional cerró el ejercicio con reveses justo en sus dos mayores apuestas para el corto plazo: por un lado, la resistencia ambientalista la obligó a desarticular su proyecto de 1.500 millones de pesos pautado para la localidad de Malvinas Argentinas, en la provincia de Córdoba.

Por el otro –aunque aquí le quedan chances–, no logró alzarse con la modificación en la Ley de Semillas que, entre otros aspectos, le garantizará cobros por los derechos de uso de prácticamente toda la soja, el maíz y el algodón que se siembran en el país.
...

Más:
http://adelanto24.com/2017/01/12/en-silencio-monsanto-reacomodo-rapido-sus-fichas-en-la-argentina/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada