lunes, 19 de agosto de 2019

La ONU acusa a Paraguay de violar los derechos humanos por el uso de agroquímicos

Una persona murió envenenada y 22 más, entre ellos varios niños, resultaron intoxicadas, por el uso de agroquímicos en empresas productoras de soja transgénica en un pequeño pueblo paraguayo de 400 habitantes. Era 2011. Tras ocho años en los que la Justicia del país sudamericano no ha condenado a los culpables ni ha resarcido a las víctimas, un dictamen del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas hace ahora responsable al Estado paraguayo por no prevenir la situación ni tomar medidas para la conservación de la vida y del ambiente.
El dictamen señala que Paraguay “no ejerció controles adecuados sobre actividades contaminantes ilegales” y concluye que “las fumigaciones masivas con agrotóxicos constituyen amenazas a la vida de las víctimas que eran razonablemente previsibles por el Estado parte”. Por lo tanto, declara “la violación del derecho a la vida y del derecho a la vida privada, familiar y domicilio”. El comité de la ONU llama, además, a Paraguay a acometer una investigación efectiva y exhaustiva sobre fumigaciones con agroquímicos, y le insta a sancionar a todos los responsables y reparar a las víctimas.
...

Más:

domingo, 18 de agosto de 2019

LA GUERRA GENÉTICA: EL NUEVO ESCENARIO DE CONFRONTACIÓN DE ESTADOS UNIDOS

Rodrigo Bernardo Ortega                       agosto-2019




El desarrollo de nuevas tecnologías que algunos han llamado la “cuarta revolución industrial” ha llevado a repensar los escenarios de la guerra. Del temor de un invierno nuclear característico de la Guerra Fría, se ha pasado al desarrollo de sofisticadas armas biológicas incubadas en poblaciones específicas con el fin de controlar territorios concretos. Recientemente ha surgido un nuevo escenario de confrontación: la guerra genética que quiere llevar a cabo Estados Unidos como una suerte de exterminio biológico- étnico, es decir, de armas “teledirigidas” a pueblos específicos. De acuerdo con ciertas características especiales en el desarrollo genético, estas armas pueden ser letales sólo para algunos grupos poblacionales, ya no solamente por un área geográfica determinada, sino por patrones biológicos comunes, los cuales se encuentran en coincidencias biométricas o de ADN. En otros términos, sí es posible, científicamente hablando, realizar armas biológicas diseñadas para atacar sólo a algunos grupos étnicos en función de sus diferencias genéticas como lo planteó un informe reciente de la Asociación Médica Británica. El documento de “Biotecnología, armas y humanidad II” advierte que tales “bombas genéticas” podrían contener ántrax o peste bubónica adaptadas para desarrollarse sólo cuando los genes indicaran que la persona infectada pertenecía a un grupo en particular. Esta situación muestra el riesgo potencial al que se enfrentan diversas poblaciones del mundo que son percibidas por el Pentágono como “peligrosas” o “indeseables”, por lo que el surgimiento del control demográfico al estilo del nazismo está ad portas de revivirse. En efecto, la rama de biología molecular de la 59° ala médica de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ha estado recolectando muestras de tejido sinovial (conectivo) de ARN específicamente de ciudadanos rusos, lo que desde luego despertó inquietudes por parte del gobierno de ese país en torno a un posible programa de armas biológicas étnicas desarrolladas por la Casa Blanca. No debe descartarse, en ese sentido, que los laboratorios secretos que Estados Unidos tiene ubicados de manera estratégica en diversas partes del mundo, se encuentren implementando tecnologías para crear bombas genéticas que tendrían, entre otros destinos, el pueblo ruso. Esta situación que es a todas luces una canallada, plantea además un dilema ético de fondo, ¿debería utilizarse la tecnología para diezmar y controlar a la población mundial? Alguien tiene que decir algo al respecto. ¿Cuál es el objetivo entonces del anuncio hecho por la Fuerza Aérea del país del norte? Resulta inquietante que el texto de la convocatoria mencione que “todas las muestras deben ser recogidas en Rusia y deben ser caucásicas. El gobierno no considerará muestras de tejidos de Ucrania”.

sábado, 17 de agosto de 2019

Transgénicos, plaguicidas y deforestación persisten en la península de Yucatán

Un grupo de funcionarios que en el sexenio pasado cometió diversos atropellos en el contexto del proceso de consulta a los pueblos indígenas mayas sobre el uso de semillas transgénicas en la península de Yucatán ha sido contratado por el actual gobierno, en un caso de "impunidad administrativa" que demuestra la falta de capacidad de las autoridades para investigar y sancionar a los malos servidores públicos.

Así lo afirmó Carlos Scoffie, abogado del Colectivo de Comunidades Mayas de Los Chenes, quien destacó que además de este tipo de nombramientos cuestionables, en la región persiste la siembra ilegal de soya transgénica, fumigaciones aéreas con plaguicidas y deforestación masiva para cultivo de arroz.
...

Más:
https://www.lajornadamaya.mx/2019-08-11/Transgenicos--plaguicidas-y-deforestacion-persisten-en-la-peninsula-de-Yucatan

viernes, 16 de agosto de 2019

Inase destruyó 15.000 kilos de alfalfa transgénica

El Instituto Nacional de Semillas (Inase) realizó el decomiso y destrucción de semillas de alfalfa que contenían eventos transgénicos no autorizados para su cultivo en Argentina. En total, se enterraron 15.178 kilos en la localidad de Salta, Buenos Aires. "La multiplicación, comercio y siembra de semilla con transgénicos no autorizados constituyen una violación a las normas vigentes y representan un riesgo para todo el proceso de comercialización de los productos o subproductos de su cultivo, como así también constituyen un riesgo para el medio ambiente, la salud humana y animal, y los mercados internacionales", subrayó la secretaría de Agroindustria.
...

Más:
https://www.diariodecuyo.com.ar/suplementos/Inase-destruyo-15.000-kilos-de-alfalfa-transgenica-20190809-0109.html

jueves, 15 de agosto de 2019

Monsanto investigó a periodistas, activistas e incluso a Neil Young para intentar desacreditarlos

Monsanto desarrolló un "centro de respuesta" para vigilar y desacreditar a periodistas y a activistas, desde el cual se centró específicamente en una periodista que escribió un libro crítico con la empresa. El conglomerado agroquímico también investigó las actividades del cantante Neil Young y escribió un memorándum interno sobre su uso de las redes sociales y su actividad musical.

The Guardian ha tenido acceso a documentos que demuestran que Monsanto adoptó una estrategia en diversos frentes para perjudicar a Carey Gillam, reportera de Reuters que investigó la relación entre un pesticida a base de glifosato producido por la empresa y el cáncer. Monsanto, propiedad del gigante farmacéutico alemán Bayer, también utilizó su "centro de inteligencia y respuesta" para vigilar a una organización sin ánimo de lucro que indaga sobre cuestiones alimentarias. Se trata de un departamento de la empresa denominado con el mismo término que usan el FBI y otros organismos de inteligencia para nombrar sus operaciones de vigilancia y antiterrorismo. 
...

Más:

Pablo Lapegna: “Hay una violencia sutil y simbólica contra el campesino”

Antes de recibirse de sociólogo en la Universidad de Buenos Aires, Pablo Lapegna ya se había unido al grupo de estudios rurales que por entonces dirigía Norma Giacarra, adonde comenzó un trabajo de investigación con pequeños productores de Formosa, que comenzaban a sufrir los primeros impactos de las fumigaciones en sus plantaciones agroecológicas y de algodón no transgénico.

En el año 2005, Lapegna se instaló en la Universidad del Estado de Nueva York para hacer un doctorado en Sociología y no abandonó el tema: en el año 2011 presentó su tesis doctoral, que cinco años después se convirtió en la primera versión de un libro al que llamó “La Argentina transgénica, de la resistencia a la adaptación, una etnografía de las poblaciones campesinas”, que fue originalmente publicado en inglés y premiado por la Asociación de Sociología Americana en el año 2017.

Radicado en Estados Unidos, donde es profesor de Sociología y Estudios Latinoamericanos y del Caribe en la Universidad del Estado de Georgia, este investigador visitó la Argentina a fines del mes pasado para presentar la versión en español adaptada y actualizada de esta obra que, según expresa, puede interesarle a cualquier persona que se preocupe por la alimentación, no solo a los productores sino también al consumidor, que desde su compromiso y participación puede estar informado y entender qué le está pasando al campesino. “Si ese sector desaparece, por dinámicas que analizo en el libro, nos quedamos sin nadie que produzca esos alimentos”, dice.
...

Más:
http://www.unsam.edu.ar/tss/pablo-lapegna-hay-una-violencia-sutil-y-simbolica-contra-el-campesino/

miércoles, 14 de agosto de 2019

Sin maíz no hay país

LA protección al maíz nativo de nuestro estado era una deuda histórica que se buscaba cumplir desde hace ya varios años por colectivos y organizaciones ambientalistas y campesinas, siendo Colima una de las entidades que albergan 11 variedades de maíz originario, incluyendo el teocintle, conocido como “el abuelito del maíz”, ya que es el antecesor directo del grano que conocemos en la actualidad.

A raíz de una iniciativa surgida por el Frente en Defensa del Maíz-Colima y presentada por el Grupo Parlamentario de Morena de la Legislatura actual, esta nueva ley ya es una realidad en nuestro estado, siendo aprobada por unanimidad por todas las fuerzas políticas del Congreso.

...

Más:
https://diariodecolima.com/noticias/opinion/2019-08-08-estacin-esperanza

lunes, 12 de agosto de 2019

Soy periodista y así fue como Monsanto quiso arruinar mi reputación

Como periodista con más de 30 años escribiendo sobre empresas de Estados Unidos, hay pocas estrategias de propaganda corporativa que me sorprendan. Conozco la presión que son capaces de ejercer, y de hecho ejercen, cuando buscan salir bien en los medios o impedir noticias que consideran negativas sobre sus productos o prácticas empresariales.

Pero recibir las casi 50 páginas de comunicaciones internas con los planes de Monsanto de ponerme a mí, y a mi reputación, en el punto de mira fue algo que me sorprendió.

Sabía que a la compañía no le gustaba que en los 21 años que he pasado escribiendo sobre la industria agroquímica, casi siempre para Reuters, mis artículos citaran a escépticos tanto como a partidarios de las semillas genéticamente modificadas de Monsanto. 

Sabía que a la compañía no le gustaba que yo escribiera sobre las crecientes preocupaciones dentro de la comunidad científica por investigaciones que relacionaban a los herbicidas de Monsanto con problemas medioambientales y en la salud de las personas.
...


Más:

domingo, 11 de agosto de 2019

Más de 500 estudios muestran las enfermedades que causa el glifosato

Hay 665 evidencias científicas que muestran los riesgos actualizados del glifosato, el herbicida de Monsanto que la agricultura argentina utiliza en una cantidad de 240.000 toneladas anuales.

Glifosato, el herbicida que la agricultura argentina utiliza en una cantidad de 240.000 toneladas anuales, es protagonista de 665 investigaciones científicas que evidencian las enfermedades que puede ocasionar y el enorme impacto ambiental.

El glifosato es un producto de la multinacional Monsanto que se utiliza para eliminar malezas en cultivos modificados genéticamente (GMO) como soja, maíz y trigo, ya que estos resisten su nivel de toxicidad.
...

Más:
http://www.aimdigital.com.ar/mas-de-500-estudios-muestran-las-enfermedades-que-causa-el-glifosato/


sábado, 10 de agosto de 2019

Cómo los reguladores de Estados Unidos adoptan los pesticidas tóxicos y a las corporaciones que los hacen

Como un número cada vez mayor de productos químicos peligrosos están prohibidos en todo el mundo, siguen siendo legales en los Estados Unidos. ¿Por qué los reguladores estadounidenses son tan lentos para moverse y quién se beneficia de su inacción?

Docenas de pesticidas, hasta 85 en total, aprobados para uso agrícola generalizado en los Estados Unidos han sido prohibidos en otras partes del mundo. Por ejemplo, Estados Unidos permite 11 pesticidas diferentes que han prohibidos en China y 17 que han sido prohibidos en Brasil.

El contraste es especialmente marcado en Europa. El pesticida clorpirifos recientemente prohibido tiene graves efectos genotóxicos y neurológicos, especialmente en los niños, advirtió la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria en un informe publicado durante el fin de semana. El plaguicida, que se vuelve a aprobar en enero, no cumple con las regulaciones sanitarias de la UE porque no se puede establecer un nivel de exposición seguro, incluso en la cantidad experimental más baja.
...

Más:
https://es.news-front.info/2019/08/08/como-los-reguladores-de-estados-unidos-adoptan-los-pesticidas-toxicos-y-a-las-corporaciones-que-los-hacen/